Pino natural o artificial: ¿cuál es mejor para el medio ambiente?

ahorra-energia-en-navidad-galt.jpeg
| Blog

En víspera de navidad todos buscamos decorar nuestro hogar. Pero es importante hacerlo de manera consciente.

El árbol de navidad es importantísimo en estas fiestas. Pero no todos están fabricados de la misma manera, al menos no en cuanto a su relación con el medio ambiente.

ASÍ QUE, ¿CUÁL ES EL MEJOR PARA EL PLANETA?, ¿UNO NATURAL O UNO DE PLÁSTICO?

La respuesta rápida (y que podrá alarmar a más de una persona) es un árbol natural.

Aunque la respuesta definitiva depende varios factores, desde la distancia que manejas para conseguir el árbol natural perfecto, hasta la forma en qué te deshaces de él al terminar las fiestas.

En cuanto a un árbol artificial, depende de cuántas veces planeas reutilizarlo.

ÁRBOL DE NAVIDAD ARTIFICIAL:

PROS - Los pinos de navidad artificiales son:

- Más duraderos y pueden ser reutilizados.

- Más económicos que los naturales.

- Fácil de mantener (necesitan pocos cuidados)


CONTRAS - Los pinos artificiales son:

- Más contaminantes y dañinos para la salud: la mayoría son hechos de materiales tóxicos y no reciclables, como el mercurio y otras sustancias derivadas del petróleo, incluido el PVC (un plástico no reciclable).

- Fabricados a grandes distancias del lugar de compra, generando aún más contaminación.

- Deben ser utilizados por al menos 20 años para hacerlos más eco-amigables.

*Nota: En caso de elegir un árbol artificial NUNCA debes de tirarlo a la basura, cuando ya no lo quieras llévalo a un punto limpio.

Si vas a comprar pinos artificiales, compra local.

ÁRBOL DE NAVIDAD NATURAL:

PROS - Los pinos de navidad naturales son:

- 100% biodegradables y pueden ser replantados o hechos composta.

- Benefician al medio ambiente, como todos los árboles son fabricantes de oxígeno y absorben el CO2 de la atmósfera.

- Aromatizantes naturales que le dan un “ambiente más navideño” a tu hogar.


CONTRAS - Los pinos naturales son:

-Más difíciles de transportar que los artificiales.

-Más frágiles (hay que regarlos, no colocarlos cerca de fuentes de calor, y no usar luces que puedan provocar que se caliente y se seque)

-Más caros que los artificiales.

*Nota: En caso de elegir un árbol natural NUNCA debes de tirarlo a la basura, ni plantarlo en el bosque, ya que no son autóctonos de la región. Una vez terminadas las fechas, los ayuntamientos de tu región suelen tener servicios de recogida especiales para su replanteo posterior en parques y jardines.

Si compras un pino natural, también elige local, así el impacto será casi nulo.

Aquí puedes ver una nota sobre centros de acopio de pinos en CDMX.


En resumen: elegir un árbol natural parece ser mejor opción para el planeta y para tu familia. Pero dependiendo en la variedad de los factores, ambas opciones podrían ser buenas.

Si tienes un árbol artificial, reúsalo por al menos una década y considera comprar uno hecho de forma local y no de PVC. Si quieres uno natural, busca uno cerca de tu casa y recíclalo o reúsalo al final. 

¡Agenda una cita!