La ciencia ha creado una enzima que come plástico y podría ser la solución a la contaminación

enzima-que-come-plastico.jpg
|

Un ‘error’ por parte de investigadores en Japón podría ayudar a detener la crisis por el exceso de plástico en el planeta.

La investigación publicada en el diario Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) surgió por el descubrimiento de la primer bacteria que evolucionó naturalmente para comer plástico, en un basurero en Japón durante el 2016.

En el escrito los científicos revelan la detallada estructura de la enzima producida por el gusano japonés.

Dicha estructura es muy similar a la enzima producida por varias bacterias que descomponen la cutina (polímero natural que recubre las plantas). Cuando el equipo de investigadores manipulo esta enzima, mejoraron su habilidad para digerir PET (Tereftalato de polietileno) accidentalmente.

La enzima mutante que descompone el plástico, solo tarda un par de días en digerirlo, mucho más rápido que los más de 100 años que tardaría el plástico en desaparecer de los océanos.

Esperamos usar esta enzima para revertir el plástico nuevamente a sus componentes originales, y reciclarlo hasta convertirlo en plástico”, dijo McGeehan. “Significa que no necesitaremos desenterrar más petróleo y, fundamentalmente, esto debería reducir la cantidad de plástico en el medio ambiente”.


Cada minuto, cerca de 1 millón de botellas de plástico son vendidas alrededor del mundo. Tristemente solo el 14% son recicladas. El resto termina en los océanos, contaminando hasta los lugares más remotos y acabando con la vida marina en el proceso.

Esta nueva enzima podría ser el descubrimiento que acabe con la contaminación por plástico en el mundo, haciendo posible por primera vez el reciclado al 100% de las botellas de plástico.

¿Qué podemos hacer mientras esto pasa? Tenemos 3 opciones: reducir nuestro consumo de plástico, reusar el plástico que ya tenemos o reciclarlo. 

TRES PASOS SENCILLOS PARA RECICLAR

El proceso de reciclar el plástico tiene 3 etapas:

  1. Separar el producto según el tipo de resina utilizada.
  2. Retirar las impurezas (como las etiquetas de papel).
  3. Trituralo y fundirlo para que se mezcle la resina, tras lo cual se obtienen unas bolitas que se utilizan en la fabricación de cualquier otro producto.

¿Qué tipo de plástico se pueden reciclar?

  • PET/PETE, PEAD, PVC, PEBD, PP, PS, O.
  • Botellas de plástico que hayan contenido líquidos. (aceites vegetales, refrescos, aguas minerales, leche, etc.)
  • Botes de plástico grueso de aseo o limpeza. (gel de baño, champú, lavavajillas, suavizante, etc.)

Poniendo un poco de esfuerzo, estarás reduciendo tu huella ecológica y combatiendo el calentamiento global sin mucho esfuerzo.

New Call-to-action