Decir que NO ayuda al medio ambiente

18_AGOSTO_DI_NO_Y_SALVA_EL_MEDIO_AMBIENTE.jpg

Ser ecofriendly para aportar tu ayuda al medio ambiente a veces solo requiere que digas "NO" a algunas de las prácticas que más daño causan a nuestro planeta.

Cuando nos planteamos cómo ser más ecológicos, habitualmente pensamos en realizar cambios en nuestro estilo de vida que requerirían de nosotros mucho esfuerzo, como sembrar un huerto ecológico o usar la bicicleta en lugar del auto para transportarnos.

Pero la realidad es que podemos hacer mucho para proteger el ambiente con solo decir "NO". Te compartimos algunos ejemplos de cómo una simple negativa te hará adoptar un estilo de vida sustentable.

1. No a los popotes

Quizá te parezca una locura, pero cuando estés tomando algún tipo de bebida pide que no le coloquen popote.

Si te preguntas porqué es mejor negarse a usarlos, bueno, la respuesta es muy sencilla. Si no tienes un impedimento que te impida ingerir líquidos normalmente, es mejor no usar un popote porque su degradación puede tardar más de 100 años.

Únete a esa iniciativa y diles a todos tus allegados lo importante de decir no a los popotes.

2. No a las bolsas de plástico

Para beneficio de nuestro medio ambiente, otra cosa que debes rechazar son las bolsas de plástico.

Si los popotes son malos para la ecología, entonces las bolsas plásticas se llevan el premio a uno de los elementos más contaminantes de la actualidad, pues su tiempo de degradación puede ser de hasta mil años y la contaminación por plástico ha llegado hasta al Ártico.

Toma en cuenta también este dato asombroso: el petróleo que se utiliza para fabricar 14 bolsas de plástico puede servir para llenar el tanque de combustible de un vehículo, mientras la vida de útil de una bolsa es de solo 10 minutos en promedio.

3. NO AL ASCENSOR

Para ser más ecológico es bueno que vayas pensando en decirle ‘no’ al ascensor. Sí, el ascensor. Ten en consideración que, al usar menos ese aparato, menos electricidad se usará y eso es bueno.

Otro beneficio es que, al usar las escaleras, harás ejercicio y cuidarás de tu sistema cardiovascular. Es una buena forma de mantenerte activo y, aunque no lo creas, perderás menos tiempo, porque no tendrás que esperar entre un piso y otro.

4. NO AL DERROCHE DE ELECTRICIDAD

Otra forma de aportar tu granito de arena al medio ambiente es no malgastar energía eléctrica dentro de tu hogar.

Por las noches, desconecta todos los electrodomésticos que tengas en casa. Recuerda que cuando están en ‘stand by’ también están consumiendo energía sin ninguna razón.

5. no abuses del agua caliente

No malgastes agua caliente cuando estés en el baño; usa solamente la apropiada. Recuerda que el agua por sí sola es el recurso vital más preciado del mundo y la energía que se utiliza para calentarla también es verdaderamente valiosa.

Eso es todo. ¿Ves cómo aprender a decir "NO" puede tener una gran repercusión en nuestro planeta?

Adopta estos hábitos y analiza en tus actividades cotidianas a qué más le puedes decir un rotundo "NO".

 

9 Consejos para ser más amigables con el medio ambiente