¿Sabes cómo ahorrar luz con tus aparatos electrónicos?

pexels-photo-300332.jpeg
| Ahorro de Energía en Casa

Ante los altos costos de la electricidad, que siguen aumentando, todos buscamos la manera de ahorrar energía y dinero en casa.

“Apaga la tele si no la estás viendo”, “no dejes la luz encendida cuando salgas de una habitación”. Una y otra vez hacemos estas y otras recomendaciones a los miembros de la familia.

Sin embargo, aún cuando pensamos que todo está apagado, el disco de nuestro medidor de luz sigue girando, contabilizando un consumo que puede afectar a nuestras finanzas personales.

Aparte del refrigerador, el cual se debe mantener en funcionamiento constantemente, otros aparatos electrónicos en el hogar pueden significar fugas de las que no estamos conscientes.

'Ladrones' de energía

Entre los aparatos que debes desconectar por completo de la corriente eléctrica para ahorrar dinero, están:

  • Computadoras de escritorio y Laptops
  • Televisores
  • Convertidores de TV por cable
  • Reproductores de DVD y de video
  • Consolas de videojuegos
  • Módems
  • Lavadora y Secadora
  • Equipos de música y radio
  • Cafeteras
  • Lámparas
  • Tostadores y Microondas
  • Teléfonos Inteligentes, entre otros.

Algunos de ellos debes mantenerlos conectados por razones obvias, como el módem de internet o el convertidor de tv por cable. De ahí en fuera, los demás estarán consumiendo energía por el simple hecho de estar enchufados.

Es recomendable que conectes esos aparatos solo cuando los vayas a utilizar. Para facilitarte la tarea, usa multicontactos con interruptor, para apagar y desconectar todos los aparatos con el mínimo de esfuerzo.

CONSEJOS para ahorrar dinero con tus aparatos eléctricos:

Considera también estos trucos para ahorrar luz en casa:
  • Aire acondicionado y calefacción: en verano sube la temperatura 1C y en invierno bájalo. Te sorprenderá recibir tu próxima factura hasta con un 10% de ahorro.
  • Toma duchas más cortas: con ello reducirás tu cuenta de agua, gas y electricidad. Extra tip: instala una ducha de bajo flujo. Su costo es reducido y el ahorro de agua es mayor.
  • Cambia a focos fluorescentes o LED: duran mucho más tiempo, consumen menos energía y aunque son un poco más caros, iluminan mejor y permiten mejor ahorro.
  • Refrigerador: mantén la puerta cerrada el mayor tiempo que puedas. Es mejor que en una sola oportunidad saques o metas los alimentos o bebidas.
  • Plancha: Trata de planchar tu ropa de una sola vez. Así evitarás repetir constantemente el gran gasto de energía que la plancha necesita para alcanzar su temperatura óptima.

Seguir estos y otros consejos no te significarán mucho esfuerzo, pero sí te brindará grandes ahorros. Prueba y verás.

New Call-to-action