Hábitos de invierno que te hacen gastar más energía

pexels-photo-42078.jpeg

El invierno continúa y todavía estás a tiempo de ahorrar en tu recibo de luz (a pesar del frío).

El uso de más aparatos eléctricos, series de luces navideñas y sistemas de calefacción hacen que durante el invierno se incremente el consumo de energía en los hogares, así como el costo en el recibo de luz.

LOS BÁSICOS QUE TE HACEN GASTAR

-No sellar puertas y ventanas. Al sellarlas conservas el calor en las habitaciones y limitas el uso de la calefacción.

-No darle mantenimiento a el aislamiento térmico en techos y paredes.

-No desconectar aparatos eléctricos al salir de vacaciones. Recuerda que los aparatos conectados en stand by, desgastan al equipo y consumen energía innecesaria.

-Encender tus focos antes de que anochezca y dejarlos encendidos cuando los utilizas.

-LLenar tu árbol de luces navideñas. Lo mejor es usar la menor cantidad de series navideñas en el árbol, también procura que las luces sean LED, ya que consumen hasta 88% menos electricidad.

-Congelar todos tus alimentos. Lo recomendable es guardar la comida al tiempo (nunca caliente) en la parte menos fría y subir el termostato un par de grados para evitar que el refrigerador trabaje de más.

-Hornear un platillo a la vez. Al hornear usa más de una bandeja y prepara varios platillos a la vez. Abre la puerta solo cuando sea indispensable, pues cada vez que lo haces, se pierde un 20% del calor acumulado.

-Lavar platos a mano. Aunque mucha gente piensa lo contrario, es más barato utilizar el lavaplatos porque gasta menos agua y, cuando el termostato es eléctrico, menos electricidad.

-Aumentar o disminuir mucho la temperatura. Aunque es importante tener una temperatura acogedora, también hay que recordar que no debemos bajar ni subir bruscamente la temperatura, ya que cada grado extra aumenta en 30% el consumo de luz.

CAMBIA TUS COSTUMBRES

Muchos de estos hábitos pueden dañar el sistema eléctrico, causando gastos extras y riesgos en el hogar.

Afortunadamente pueden desaparece si te lo propones. Si ya has intentado de todo y tu recibo de luz simplemente no baja, la solución podría ser la energía solar.

Al instalar paneles solares en tu hogar te puedes evitar muchos dolores de cabeza –y dinero-. Así verás que los recibos de luz en invierno (y el resto de tu vida) dejarán de ser una pesadilla.

 

New Call-to-action